martes, 22 de abril de 2008

Reseña Historica


En 1936 se crea el llamado Seguro Social Obrero, en el gobierno del presidente Jose Pardo y Barreda. Este seguro cubría los gastos de enfermedad, maternidad, invalidez y vejez. La diferenciación "rígida y estamental entre obreros y empleados, cada uno con su propio aparato legal e incluso con su propio hospital" es uno de los rasgos más peculiares del sistema sanitario peruano.



Esta separación se consolidó en 1948 con la aprobación por el recién instaurado gobierno del general Odría de la Ley del Seguro del Empleado. Esta ley permaneció dormida muchos años, hasta finales de la década de 1950.


Su activación mediante la construcción del denominado Hospital del Empleado provocó a mediados en 1958 uno de los más importantes conflictos de la historia de la sanidad peruana. La desigualdad legal entre empleados y obreros se prolongó por muchas décadas y sólo paulatinamente ha ido desapareciendo en los últimos años.



Bajo el nombre de Hospital Central del Empleado del Seguro Social del Perú, abrio sus puertas al publico el 2 de abril de 1962; cuyo primer director fue el Dr. Francisco Guerrero Burga, pero no habia pacientes hasta el 25 de abril del mismo año.

Debido a la aparición en la prensa nacional de una carta relativa al conflicto generado entre el Ministerio de Salud y la Federación Médica, respecto al modelo de gestión que debía implementarse en el recién terminado Hospital del Empleado. El Ministerio de Salud planteaba que debía tratarse de un hospital similar a los demás, con personal propio de planta, en tanto la Federación Médica Peruana planteaba un modelo de atención abierta, que combinara la atención médica personalizada, a través de médicos elegidos por el paciente, con la capacidad logística del nuevo hospital. Se creó un conflicto dentro de la Sociedad que no encontró uniformidad y si ambigüedad en el apoyo inicial a la Federación Médica. El conflicto posterior relativo a la huelga médica originado por este problema de 1958-59, dificulta el normal funcionamiento de las sesiones de la Sociedad de Gastroenterología de Perú.
En la actualidad este sistema ha generado un sin numero de fenomenos emergentes, vistos en sus alrededores, que se van relacionando con este sistema. Tales como las Funerarias , aseguradoras, tales como Finisterre y campos de entierro.

Photobucket

Photobucket

Photobucket


En su alrededor tambien se encontro un subsistema de la USMP, gracias a la demanda de pacientes que tiene el hospital, se genero la clinica Caramujer, propiedad de la Universidad San Martin de Porres, cuya Facultad de Obstetricia y enfermeria, se ubica exactamente al lado suyo.

Photobucket

Photobucket

Incluso podemos contar, los pequeños restaurantes que hay a su alrededor.

Photobucket

Photobucket

Parte importante del sistema estudiado seria la emergencia de diversas farmacias o boticas, ya que muchas veces dentro del mismo hospital no se encuentran todos los medicamentos, y estas se encargan de complementar esta demanda.

Photobucket

Photobucket



Otro fenomeno emergente, seria el surgimiento del Banco Continental, donde las personas pueden hacer sus transacciones economicas, para pagar los medicamentos en general.

Photobucket

3 comentarios:

Lizbeth Sallor dijo...

Completamente equivocado el periodista que escribió esta reseña histórica. El Primer Director del Hospital del Empleado fue el Dr Guillermo Kaelin de la Fuente y lo fue desde el año 1954-1970. El hospital se inauguró el 3 de Noviembre de 1958 y este año cumple 55 años.

EduMicky2105 dijo...

Es correcto lo que dice Srta. Lizbeth Sallor, podria acotar que el modelo fue diseñado por 3 arquitectos americanos, a semejanza de un hospital de los EE.UU, el Dr. Kaelin viajó a ese pais para este propósito, fue construido por Graña y Montero, y permaneció cerrado durante 3 años posteriores al término de su construcción..saludos.

Cecilia Bustamante dijo...

Es conocido el amor que le profesaba el Dr Guillermo Kaelin a este hospital del Empleado, era la "niña de sus ojos", su 'creación'. Miles de anécdotas circulan por los pasillos del hospital en donde la bondad del Dr Kaelin aflora junto a su rectitud y don de mando, virtudes muy venidas a menos en estas épocas. Se extrañan hombres como el Dr Kaelin.